estación marítima
La Delegación del Gobierno en Ceuta y las compañías navieras establecidas en la línea marítima Algeciras-Ceuta han acordado un protocolo especial de actuación para reducir el fraude en los billetes de barco y evitar agresiones o insultos a los empleados de las navieras cuando impidan viajar a algún pasajero. En un comunicado, la Delegación del Gobierno de Ceuta aseguró que la medida se ha acordado en un encuentro mantenido con las navieras Acciona Trasmediterránea, Euroferrys, Buquebús España y Balearia a raíz de los últimos sucesos en la línea marítima. Las navieras informaron de situaciones conflictivas debido a los controles de identidad que realiza el personal de las compañías para comprobar que el documento de identificación coincide con el nombre reseñado en el billete. Las navieras indicaron que los empleados niegan la tarjeta de embarque a los que viajan con títulos diferentes a su propia identidad para aprovecharse de rebajas en el precio del billete por la condición de residentes, militares o jubilados. Las navieras y la Delegación del Gobierno han acordado un protocolo de actuación para evitar situaciones conflictivas, de modo que las navieras se comprometen a realizar un esfuerzo informativo insertando anuncios en los medios de comunicación para pedir legalidad en los billetes. Por su parte, la Autoridad Portuaria de Ceuta destinará un policía portuario a la caseta de control de las navieras para informar a la Policía Nacional y a la Guardia Civil de cualquier situación de alteración del orden por los viajeros que se descubran que no son titulares de los billetes. Los acuerdos han sido adoptados por unanimidad entre las partes, sin que se hayan realizado objeciones al respecto, según el comunicado. En la reunión también han asistido representantes de la Autoridad Portuaria, el Jefe Superior de la Policía, el Teniente Coronel Jefe de la Guardia Civil, el Capitán Marítimo y de la Dirección General de la Marina Mercante.