CMA-CGM
El puerto de Algeciras contraataca para mantener en el Estrecho la actividad de la naviera francesa CMA-CGM después de conocer que negocia con la Autoridad Portuaria de Cádiz el traslado de sus operaciones de tráfico de contenedores. Según fuentes de la entidad algecireña, «ya se ha solucionado» el déficit de maquinaria que se produjo a finales de 2006 como consecuencia de «picos importantes pero puntuales» de actividad. La mejora ha llegado con la incorporación en la terminal de APM Terminals (Maersk) de dos grúas «de alta generación que han permitido mejorar su productividad», además de que se prevé la inclusión de otras tres de cara al verano. Este estado de «congestión» por la supremacía de Maersk es el argumento principal de CMA-CGM, tercera empresa del mundo en volumen de movimiento de contenedores, para establecerse en el puerto de Cádiz después de que haya necesitado «en ocasiones» trasladar a la capital sus operaciones. El presidente de la entidad, Rafael Barra, confirmó las negociaciones con la compañía gala pero declinó valorar su estado y las posibilidad de implantación hasta que llegue a cerrarse