mamíferos marinos
Las autoridades japonesas han decidido ir reduciendo la cantidad de bolsas de plástico proporcionadas gratuitamente en los comercios. En febrero pasado, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón había propuesto a los ciudadanos que van de compras emplear bolsas de lienzo llamadas allí "my baggy" (del inglés my bag), así como los tradicionales pañuelos "furoshiki" (sirven para transportar distintos objetos), cestas de mimbre y otras. Todos esos artículos deben ser elaborados obligatoriamente de materiales naturales y ser cómodos para llevar. Las estadísticas arrojan que en las tiendas japonesas se entrega anualmente casi 3.000 millones de unidades de bolsas grandes -sin contar las pequeñas-, mientras que el peso total de las bolsas de plástico que sirven únicamente para llevar la compra desde la tienda hasta la casa es de 300.000 toneladas. Esas cifras han impresionado a las autoridades. También los ecólogos tocan alarma porque las bolsas de plástico tiradas al mar pueden causar muerte a los animales marinos. Por ejemplo, las grandes tortugas marinas en cuyos estómagos a menudo encuentran trozos de polietileno o los mamíferos en general. De manera que los comercios y los compradores deben tomar conciencia de su responsabilidad social y renunciar al uso de las bolsas de plástico. Así se podrá resolver el problema en su etapa inicial. En algunas de las tiendas, las bolsas ya son de pago y ello obligará a los japoneses a llevar bolsas "multiuso" para las compras (Tiendas como Dia % o Lidl). Además, en abril entró en vigor la ley que obliga a las tiendas a cubrir los gastos de reciclaje de las bolsas. Se espera que esas y otras medidas ayuden a reducir la cantidad de residuos plásticos y de los derivados de petróleo necesarios para producir bolsas, botellas y otros envases que luego van a parar a los latones de basura. Como consecuencia, disminuirán los gastos de reciclaje y mejorará la situación medioambiental, según opinan las autoridades de Japonesas.