inodoro
Una avería en uno de los inodoros en los servicios de los Juzgados de Ceuta ha permitido localizar decenas de bolas de hachís que habían obstruido las cañerías de la instalación y que sumaron un peso total de catorce kilos.
Según informaron hoy a EFE fuentes policiales, la incautación se produjo de forma casual como consecuencia de la denuncia realizada por los trabajadores del Palacio de Justicia debido a una avería en los servicios.
Los trabajadores informaron de que el servicio estaba atorado y a punto de ser anulado por completo, por lo que se requirieron los servicios de mantenimiento del Palacio de Justicia. La intervención, desarrollada ayer, determinó que en la arqueta de desguace de los calabozos, que sirve de canalizadora de las aguas, se habían acumulado decenas de bolas de hachís de distintas dimensiones.
La investigación ha determinado que estas bellotas de hachís habían sido expulsadas durante muchos meses por detenidos por delitos contra la salud pública, acumulándose en los depósitos del retrete hasta terminar anulándolo. Los agentes localizaron unos 14 kilos de hachís que habrían alcanzado en el mercado negro un valor de 20.155 euros. Las diligencias sobre el caso han sido remitidas al juzgado de guardia.