ballena calderón
Una ballena calderón apareció ayer muerta en la playa de La Mata, en Torrevieja (Alicante), según informaron fuentes de la policía local.
El hallazgo de la ballena, de unos 1.500 kilos aproximadamente, se produjo sobre las 18,50 horas en la playa de La Mata de Torrevieja, donde había quedado varada. Se trata de una especie de ballena denominada Calderón, cuyo nombre científico significa « cabeza negra globosa ». Es un nadador lento, que no realiza migraciones largas sino principalmente sigue su presa. Las ballenas de esta especie tienen presencia en el Estrecho de Gibraltar todo el año.
Según las primeras hipótesis el mamífero fue localizado aún con vida por un velero y su posterior muerte pudo deberse a un "virus". Hasta la playa de La Mata se desplazaron varias patrullas de la Policía Local de Torrevieja, que se hicieron cargo del cetáceo, según indicaron las mismas fuentes. Se da la circunstancia de que el mar Mediterráneo, a poco más de una hora de las costas valencianas, alberga una numerosa colonia de cetáceos cuyo comportamiento está estudiando la Universidad de Alicante y el Instituto de Ecología Litoral. La mayoría de estos mamíferos son de la especie Calderón, igual que el encontrado ayer en la playa de La Mata.
¿Qué pasa con los calderones?
Los calderones son muy sensibles a todo tipo de contaminación y el tráfico marítimo y los continuos vertidos están pasando factura a estos cetáceos.
Dos casos en un mes en Alicante y varios en el Estrecho de Gibraltar
De ahí que en los últimos meses hayan aparecido muertos varias ballenas. A principios del pasado mes de enero un ballenato, de la especie rorcual, apareció varado en la playa de La Punta Prima, también en Torrevieja. El animal tenía una longitud de 7 metros y un peso de 2 toneladas. Posteriormente, otro mamífero, de cuatro metros y 500 kilos de peso apareció muerto en la playa de los Viveros de Guardamar del Segura.