ANAVE
El presidente de la Asociación de Navieros Españoles (Anave), Juan Riva, explicó, en el curso de una ponencia que ofreció en la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, que la flota española de buques está derivando a embarcaciones de tamaño medio, a excepción de los petroleros, y que acumulan mayores medidas tecnológicas. Según los datos mostrados por Riva, el progresivo aumento de la flota española está reduciendo, asimismo, la edad media de los barcos que actualmente se sitúa en torno a los doce años. Además, las compañías navieras españolas han realizado importantes inversiones para aumentar la flota controlada. En el momento actual ferries, ro-ro, portacontenedores, graneleros y petroleros han incrementado su peso en la flota. Cabe destacar que en 1977, según datos de Anave, el 45% de los buques eran de carga general y este porcentaje ha disminuído en los últimos años, hasta situarse en el 7%, dando lugar a la entrada de barcos de mayor valor añadido. Un transporte competitivoRiva sostuvo que “el transporte marítimo es competitivo, sostenible y no contaminante”, y sustentó su tesis con datos estadísticos, refiriendo, entre otros, que “en los últimos 20 años los vertidos al mar han disminuido un 80 por ciento” y que sólo el 12% de los episodios de contaminación marítimos son generados por barcos.El presidente de Anave insistió en la necesidad de “avanzar de forma consensuada, progresiva y pragmática” en la liberalización de los servicios portuarios con el objetivo de mejorar la relación eficacia-coste, La aplicación de bonificaciones por short sea shipping a buques que realicen sus escalas en países que no pertenecen a la Unión Europea (UE), la ampliación del tratamiento especial de la estiba en las autopistas del mar o la presencia de miembros de la asociación de navieros en los consejos de administración de las diferentes autoridades portuarias fueron otros de los asuntos tratados por Juan Riva en su conferencia.