Los portacontenedores pagarán un 33% más, de 2007 a 2009. Se busca adoptar un precio que refleje el valor comercial de los servicios que ofrece la ruta panameña. La Junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) avaló, pese a las quejas de los usuarios de la vía marítima, la magnitud de los nuevos peajes, aunque decidió aplicarlos a partir de julio, dos meses después de la fecha prevista, informó la entidad. El cambio en la vigencia fue la única modificación de la propuesta original que efectuó la Junta Directiva, a la vez que abrió un nuevo periodo de consultas, que servirá para recibir sugerencias y comentarios de las partes interesadas de 15 días. La Junta Directiva revisará los nuevos comentarios y enviará la propuesta al Consejo de Gabinete de la República de Panamá para su aprobación. Rodolfo Sabonge, director de Planificación Corporativo y Mercado de la ACP, explicó que se sopesó la magnitud de las nuevas tarifas y se concluyó que son las más adecuadas considerando el valor de los servicios de la ruta panameña. "Después de un análisis profundo se concluyó que el precio es razonable y que es necesario darle a los navieros un tiempo para que hagan sus ajustes necesarios en sus fletes y en sus contratos, a fin de traspasar los aumentos a los clientes", dijo Sabonge. El 14 de marzo pasado, en una audiencia pública, los principales clientes y usuarios dijeron la propuesta de aumento hasta 2009 no permite una adecuada planificación a las empresas navieras y a los usuarios del Canal. "Nos dijeron que querían una extensión en el período de ejecución, y nosotros los hemos escuchado", precisó el administrador Alemán Zubieta.