Limpiando la zona el último derrame en la Isla verde del Puerto Bahía del Algeciras
La Bahía de Algeciras cuenta con una nueva gasolinera flotante, desde hace unas semanas con capacidad para albergar más de cien mil toneladas de derivados del petróleo. Se trata del Europa Venture, un viejo petrolero construido en el año 1985, que ha permanecido fuera del mercado Europeo occidental durante los dos últimos años. La última revisión que se le hizo en Europa a este petrolero fue en el año 2005 en el puerto holandés de Rotterdam, en concreto el 21 de marzo de dicho año, fecha en la que se le encontraron nada menos que diez deficiencias. El buque está clasificado por Det Norske Veritas. Tiene bandera de Gibraltar, pero su propietario es una sociedad con sede en Singapur, aunque, en realidad, quien maneja el barco es la compañía gibraltareña Bunkers Gibraltar ltd, domiciliada en los números 621 a 624 del puerto del Peñón de Gibraltar. El Europa Venture es un barco clasificado por la Unión Europea como 1 A, lo cual significa que se trata de un petrolero monocasco que tiene prohibido cargar gasóleos pesados, que son los que, con toda seguridad, suministra a los mercantes que lo solicitan. A finales del presente año el Europa Venture ni siquiera podrá entrar en los puertos europeos según la legislación al respecto. Al día de hoy, y ante la imposibilidad de inspeccionar su carga, tendría derecho tan sólo a almacenar y transportar petróleos ligeros, pero este hidrocarburo no se suministra en los procedimientos de bunkering. Los mercantes que recurren al bunkering para repostar su combustible cargan gasoil para las maniobras de salida y llegada, pero sobre todo gasóleo pesado y medio, que es el que utilizan cuando emprenden ruta, por ser mucho más barato.
JUNTO a esta chatarra, en sus últimos meses de vida europea, opera otro pequeño petrolero más viejo todavía, que es el que se abarloa a él en el puerto del Peñón y lleva el carburante a los buques que lo solicitan. Se trata del Europa Suplier I, una reliquia del año 1981 que también enarbola pabellón de Gibraltar, y pertenece a la misma compañía. Tampoco se le ha realizado ningún MOU de París, o revisión por parte de las autoridades gibraltareñas, a pesar de estar sometidos en esta materia a las normas europeas que les llegan a través del Reino Unido. Con esta incorporación, la Bahía cuenta con dos enormes gasolineras flotantes, el Vemabaltic, que ya se encontraba en la zona, y ahora el Europa Venture, además de más de diez unidades menores entre gabarras y petroleros de menos de 5.000 toneladas, a lo que Bruselas ha seguido alargando su vida operativa. Estas dos gasolineras a flote las recargan otros petroleros que suelen llegar desde la antigua Unión Soviética, donde se venden los residuos más contaminantes del refino del petróleo, cuyos altos grados de contenido en azufre los convierte entre los más peligrosos de los que se encuentran en el mercado. Con esta nueva situación, la Bahía de Algeciras multiplica por dos su lamentable estado medioambiental, y deja abierta muchas dudas sobre lo que pasaría el día que uno de estos barcos se vaya contra la costa, como por otra parte ha sucedido este invierno con el Sierra Nava y el Samothraki, buques que han puesto de manifiesto los riesgos a los que se expone la Bahía.
Fuente: El Faro Información