buque Africano
España ha lanzado el concurso para la selección de una o varias autopistas del mar entre puestos españoles y franceses, con el objetivo de reducir la circulación en los ejes de carretera saturados entre España y Francia, transfiriendo al modo de transporte marítimo una parte significativa del tráfico de vehículos pesados y remolques. Según adelantaba hace nueve meses Noticias.com, que ya se hacía eco del inicio de las conversaciones entre España y Francia e Italia para poner en marcha las autopistas del mar, la Ministra de Fomento, Magdalena Álvarez Arza, alcanzó el martes pasado un acuerdo con su homólogo francés Dominique Perben, Ministro de Transportes, Infraestructuras, Turismo y del Mar, en el marco de la última revisión de la Red Transeuropea de Transporte, aprobada en abril de 2004. Esta iniciativa hispano-francesa supone la primera actuación en el Oeste de Europa de este concepto de autopista del mar de alta frecuencia y alta calidad de servicio. El importe máximo de la subvención para las adjudicatarias será de 15 millones de euros por cada autopista del mar, por lo que se refiere a la aportación del Estado español. En cuanto a la aportación del Estado francés, el presupuesto de 2007 de la Agencia de Financiación de Infraestructuras de Transporte de Francia (AFITF) incluye la programación de 41 millones de euros para el conjunto de las autopistas del mar y para la ayuda a la puesta en servicio de las líneas marítimas de corta distancia. Desde el momento en que se publiquen los documentos de consulta del concurso en los Boletines Oficiales de España y Francia, y en el Diario Oficial de la Unión Europea, los candidatos dispondrán de varios meses para presentar sus ofertas de forma que puedan seleccionarse una o varias autopistas del mar a finales de 2007, y se pongan en marcha durante 2008, una vez que se cubran los trámites establecidos por la normativa nacional en España y Francia.