Hawk explorer
El Partido Andalucista recibe respuestas en el Parlamento Andaluz de las consejerías de Medio Ambiente y Agricultura y Pesca
En el pasado mes de noviembre, con motivo de los daños causados al sector pesquero linense originados por la instalación del cable telefónico La Línea-Ceuta, con la exclusión para la práctica de la pesca de una parte importante del caladero de La Atunara, el Grupo Parlamentario Andalucista, a instancias de nuestro Comité Local, presentó en el Parlamento de Andalucía, a través del diputado Antonio Moreno Olmedo, una iniciativa, con una serie de preguntas para su contestación por escrito, en la que solicitábamos explicaciones y la implicación de la Junta de Andalucía en la búsqueda de soluciones para el problema. A continuación transcribimos el texto que fue presentado en el Registro de la Cámara: "Entre la ciudad de Ceuta y la barriada de La Atunara, en el municipio de La Línea de la Concepción (Cádiz), se ha tendido un cable submarino intercontinental para la mejora de las comunicaciones de la ciudad española del norte de África. Dicho cable, instalado por la empresa Telefónica de España, cuenta con la pertinente concesión administrativa del Gobierno del Estado. En el periodo de información pública tanto la Cofradía de Pescadores de La Línea como la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores se manifestaron contrarias al trazado propuesto, sin que fueran tenidas en cuenta sus opiniones desfavorables. El motivo del rechazo se centraba en que una de las modalidades de la flota pesquera local es la de rastro remolcado, práctica que no podría ejercerse en el área de influencia del tendido. Tras la instalación, y como era de prever, se ha prohibido faenar en un área de dos kilómetros, uno a cada lado del cable, causando un grave perjuicio al sector pesquero extractivo local, ya inmerso de por sí en una grave crisis estructural. Por todo lo expuesto el Diputado firmante formula las siguientes PREGUNTAS CON RESPUESTA ESCRITA ¿Se formularon alegaciones por la Junta de Andalucía? En su caso de respuesta afirmativa, indicar qué tipo de alegaciones se formularon para impedir la instalación del tendido telefónico entre Ceuta y La Atunara? ¿Qué respuesta, en su caso, recibieron las alegaciones? ¿Se propuso un trazado alternativo que no perjudicara a los pescadores linenses? ¿Cómo valora, el Consejo de Gobierno, los daños causados al sector pesquero linense con la prohibición de faenar en el entorno del cable submarino? ¿Qué medidas piensa poner en marcha, el Consejo de Gobierno, para evitar estos daños? Con fecha cinco de febrero nos han sido remitidas respuestas a las preguntas formuladas por parte de las consejerías de Medio Ambiente y de Agricultura y Pesca. La contestación de Medio Ambiente, firmada por su consejera, Fuensanta Coves Botella, dice lo que sigue: "En primer lugar, decirle que con fecha 22 de mayo de 2006 se recibió de la Delegación del Gobierno en Cádiz solicitud de informe en relación con materias de nuestra competencia relativo al citado proyecto. Analizado el mismo se informó a ésta de aquellos aspectos ambientales que deberían tenerse en cuenta en el mismo. Concretamente, por parte de la Consejería de Medio Ambiente, mediante informe de fecha 8 de junio de 2006, se indicaba que "analizado el trazado no parece existir afecciones sobre pradera de Posidonia oceánica: no obstante, con carácter previo a la instalación del cable submarino debe llevarse a cabo un estudio de los fondos marinos al objeto de determinar afecciones sobre esta u otras especies. Caso de que como consecuencia de dicho estudio se determine que existen afecciones sobre dichas praderas, deberá realizarse un análisis de alternativas, debiendo seleccionarse aquella que produzca un menor impacto ambiental". Este informe se remitió al órgano gubernativo competente y no tenemos constancia de que se haya llevado a cabo modificación alguna en el proyecto como consecuencia del mismo. Por otro lado, el análisis de alternativas planteadas se llevará a cabo en función de la posible afección a las praderas de Posidonia oceánica, dado que el informe se materializará desde la Consejería de Medio Ambiente, sin entrar a valorar la incidencia sobre la pesca, por cuanto las competencias en materia de pesca no corresponden a esta Consejería. Finalmente, en referencia a la valoración de los "daños causados al sector pesquero linense" y "medidas a poner en marcha para evitar los mismos", obviamente dicha valoración habrá de efectuarla el órgano competente por razón de la materia, competencias que no residen en la Consejería de Medio Ambiente, de conformidad con el Decreto 206/2004 de 11 de mayo, por el que se establece la estructura orgánica de la Consejería de Medio Ambiente". En cuanto a la respuesta de la Consejería de Agricultura y Pesca, firmada por su consejero Isaías Pérez Saldaña, es la que sigue: "Con relación a la pregunta formulada, relativa al cable submarino intercontinental entre Ceuta y La Línea, le comunico que la Consejería de Agricultura y pesca no fue consultada por Telefónica de España sobre los posibles efectos que la instalación de dicho cable podría tener sobre la actividad pesquera en la zona. En consecuencia, no se produjeron ni alegaciones, ni trazados alternativos al propuesto por la propia empresa. Aún así, posteriormente, y con el propósito de valorar las repercusiones que esta instalación podría causar en el sector pesquero linense, la Consejería de Agricultura y Pesca se puso en contacto de forma inmediata con la Secretaría General de Pesca Marítima del Ministerio del Ramo, con el objeto de recabar toda la información disponible respecto al proyecto. La respuesta del Ministerio consistió en un extracto del escrito que remitieron, con fecha 17 de julio de 2006, a la Demarcación de Costas, en el que se recomienda a Telefónica de España que entre en conversaciones con el sector pesquero de los puertos afectados, con la finalidad de llegar a un acuerdo previo e intentar evitar posteriores problemas. En dicho sentido, el pasado 5 de diciembre se celebró una reunión entre representantes de la Cofradía de Pescadores de La Línea de la Concepción, del Ayuntamiento de este municipio y de Telefónica de España, en la que se acordó el soterramiento del cable, así como realizar un estudio donde se estableciera el periodo de ejecución de las obras, con la finalidad de que el sector pesquero evaluara los costes económicos del cese de la actividad pesquera en esa zona. Telefónica también compensaría económicamente por los días que se ha dejado de faenar al respetar la delimitación de un kilómetro a cada lado del cable, límite que, en esta reunión, se decidió reducir a 150 metros a cada lado del mismo. Además, Telefónica se comprometió al balizamiento correspondiente de dicha zona". Tras conocer el contenido de los escritos recibidos, el candidato andalucista a la Alcaldía de La Línea ha efectuado unas declaraciones en las que dice que "en primer lugar quiero agradecer a la Junta de Andalucía su honestidad al contestar, sabiendo sobradamente las críticas que iba a recibir por su actuación". En este sentido, afirma Prieto que "la Junta es corresponsable de los daños sociales y económicos sufridos por el sector pesquero linense. A la Junta le ha faltado capacidad de coordinación y ha actuado con una miopía impropia. No es defendible que se presenten alegaciones para proteger las praderas de Posidonias y se olviden de las repercusiones que el trazado del cable iba a provocar sobre el sector pesquero linense". Para el líder local andalucista, "es evidente que la gran culpable es Telefónica de España, pero el Ministerio y la Consejería de Agricultura y Pesca son corresponsables por omisión, como también lo fue el Ayuntamiento de La Línea, que en la información pública tampoco supo prever la consecuencias de la instalación del cable". Miguel Ángel Prieto finalizó diciendo que "la Junta, asumiendo su responsabilidad, debe velar por el cumplimiento de los compromisos formulados por Telefónica de España y apoyar al sector pesquero de La Atunara hasta que quede resarcido de todos los perjuicios que se le han ocasionado".