El petrolero Samothraki es un barco de similares características al tristemente recordado Urquiola
El petrolero Samothraki (Σαμοθράκη), que encalló en aguas cercanas al Peñón en la madrugada del sábado con un cargamento de 44.000 toneladas de fuel oil -similar al del Prestige- en sus bodegas, no es un buque de doble casco, como se ha venido indicando desde fuentes oficiales españolas y gibraltareñas. El buque Σαμοθράκη sólo tiene doble fondo, con lo cual los costados de estribor y babor sólo tienen una protección simple que no ofrece las garantías de seguridad del doble casco. Cualquier grieta en los costados del barco, pues, podría tener consecuencias imprevisibles. Así figura en el MOU de París , el registro europeo de buques en el que se tienen datos de las inspecciones que se realizan en los puertos europeos. Cabe señalar que sólo hay obligación de realizar inspecciones al 25% de los buques, según el convenio establecido entre la Unión Europea y la Organización Marítima Internacional. El Samothraki (Σαμοθράκη) fue construido en 1989 y es un barco de similares características en cuanto a su casco, al Vemabaltic, que realiza habitualmente tareas de búnkering en la Bahía de Algeciras, o al tristemente célebre Urquiola, que provocó un desastre ecológico en las rías de Betanzos, El Ferrol y Ares.
En efecto, sólo a partir de 1996 se empezaron a construir petroleros de doble casco. Está catalogado como barco Marpol, Norma 13-G, categoría 1, y en 2007 es el último año en el que podría entrar en aguas europeas, ateniéndose a la Ley Marpol y el paquete de medidas Erika II.
Como barco que tiene sus días contados, al menos en los puertos europeos, se está usando al límite y de hecho su contratación supone menores costes. Compañías como Cepsa, por ejemplo, ya no alquilan este tipo de buques por el riesgo que entrañan. En el caso de que se produjera un vertido por parte del Samothraki, estaría bastante complicada la depuración de responsabilidades. En efecto, el barco está explotado por la compañía Eletson, con sede en el puerto ateniense de El Pireo. Sin embargo, la compañía propietaria del petrolero es Ceetah Shipping, una sociedad registrada nada menos que en las Islas Marshall, en el océano Pacífico. La pista se embrolla aún más si se tiene en cuenta que la oficina para la inscripción de barcos en dichas islas se encuentran en Nueva York. La clasificadora del buque, la que certifica las condiciones de navegación en virtud a las normas de seguridad es Lloyd’s. Finalmente, cuenta con la cobertura de un consorcio de seguros británico: PYI. El Samothraki, desde su botadura, sólo ha tocado una vez puerto español. Sin embargo, ha pasado en numerosas ocasiones por el Estrecho de Gibraltar.
Está confirmado que en 2006 estuvo abarloado en tres ocasiones al Vemabaltic, la gasolinera flotante de la compañía gibraltareña Vemaoil, que actualmente se encuentra en fondeo en la Bahía. En las tres ocasiones suministró crudo procedente de Rusia. El paso a dar ahora, a realizar en los próximos días, es la transferencia del combustible que lleva a bordo el Samothraki a otro buque.
El barco, actualmente, se encuentra en el Detached Mole de Gibraltar y se ha colocado a su alrededor una barrera anticontaminante. Desde la mañana de ayer se estaba llevando a cabo una operación de trasvase interno de la carga para equilibrar la nave escorada.