petrolero griego Samothraki
Las autoridades de Gibraltar han constatado que el petrolero griego Samothraki, que encalló el sábado junto a Gibraltar, "no se puede mover" hasta que se "descarguen" antes las 44.000 toneladas de crudo que transporta, según fuentes del Ejecutivo del Peñón.
Fuentes diplomáticas españolas señalaron que el Gobierno de Gibraltar mantiene informadas a las autoridades españolas sobre este caso y subrayaron el hecho de que no existe "ningún riesgo" de vertido. El buque cisterna griego Samothraki llegó el 17 de marzo a las 1.30 a Gibraltar para realizar un cambio de tripulación fuera de puerto. Mientras esperaba la llegada de los técnicos, el buque encalló cerca de Europa Point, en Gibraltar, y aunque el capitán del buque consiguió liberarlo con un viraje hacia popa, la chapa del fondo de doble casco del buque quedó dañada. El buque es un carguero cisterna de doble fondo con una escora de 17 grados a estribor que, según la Autoridad Portuaria de Gibraltar, no corre riesgo de hundimiento ni de vertido de la carga.