Un mundo mejor está en tu mano
La asociación Septem Nostra informó hoy a Efe de que se han encontrado 14 cetáceos muertos en los seis últimos meses en las costas del Estrecho de Gibraltar, la cifra más elevada desde el año 1990, cuando se produjo una alta mortandad por una infección. La organización ha dado a conocer este dato después de que el pasado martes fuese localizado en las costas ceutíes un delfín muerto. Los especialistas de la asociación han señalado que en los últimos seis meses han aparecido 14 cetáceos muertos en el Estrecho -seis en Ceuta y el resto en Cádiz-, principalmente calderones, delfines listados, delfines comunes y un 'grampus' o calderón gris. Las muertes se asocian con la contaminación en esta zona marítima, que afecta principalmente al delfín listado y a los calderones. Septem Nostra resalta que el Estrecho es transitado anualmente por más de 85.000 buques y que la necropsia efectuada a los animales indica que muchos de ellos murieron por una epidemia provocada por los vertidos ilegales de aguas fecales que llevan bacterias y virus. La organización ha pedido más atención para estos mamíferos al señalar que en muchos casos se trata de especies protegidas y en otros vulnerables como el delfín común y el delfín mular o de interés especial como el calderón o el delfín listado. En este sentido apuntan que esta situación del Estrecho es la peor desde 1990 cuando una infección por morbillivirus -epizootia de origen y desarrollo de la familia del moquillo- produjo una mortalidad masiva de delfines listados en el litoral mediterráneo español.