Odyssey Explorer y Ocean Alert
La Odyssey suma un segundo buque a las tareas con el ‘HMS Sussex’ El Odyssey Explorer, el buque cazador de tesoros de la compañía estadounidense Odyssey Marine Exploration, ha regresado a la Bahía y está realizando trabajos por el momento desconocidos, con nocturnidad, en torno al pecio del HMS Sussex, el galeón inglés hundido en las aguas de La Línea cerca de lo que hoy es Sotogrande (San Roque) en 1694 llevaba un cargamento de monedas de oro que se cifra en unos 4.000 millones de euros. La compañía Americana, con sede en Tampa, parecía haber arrojado la toalla y haber ordenado a la tripulación del Odyssey que abandonara la Bahía el pasado miércoles 14 de febrero. De hecho, zarpó sobre las 14.00 horas y puso rumbo hacia el Mediterráneo oriental. Había regresado unas semanas antes, después de casi un año y todo indicaba que había puesto rumbo hacia Trípoli (Libia), donde durante unos meses antes había estado realizando prospecciones de pecios. Sin embargo, la estrategia ha sido la de tratar de ocultar sus verdaderas intenciones. En efecto, según ha podido constatar El faro información, el Odyssey Explorer se mantiene durante el día frente a la costa de Fuengirola, entre Marbella y Calaburra, y sobre las 23.00 horas, a diario, regresa al lugar donde localizó el pecio del galeón inglés, donde faena hasta el nuevo día. Odyssey Marine Exploration, además, mantiene en torno a la operación de extracción de objetos del HMS Sussex, un segundo barco, el Ocean Alert, que ha estado en aguas españolas desde noviembre de 2006. De hecho, fue localizado abarloado al Odyssey Explorer en la base naval militar de Gibraltar. Actualmente, el Ocean Alert se encuentra sometido a reparaciones en el Puerto de Cádiz. Por otra parte, según ha podido saber este diario, Odyssey Marine Exploration ha prescindido de los servicios del anterior capitán del Odyssey Explorer y lo ha sustituido al frente del polémico buque cazador de tesoros. Todo parece indicar, pues, que Odyssey está trabajando con permiso de la Junta de Andalucía, toda vez que resultaría prácticamente imposible que escapara a la vigilancia del SIVE(Servicio Integrado de Vigilancia Exterior) y también a la captación por parte de la torre de Salvamento Marítimo en Tarifa, cuyo radio de cobertura llega hasta la costa granadina. Fuentes consultadas por El Faro Información, además, indicaron que en la reunión que mantuvo la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, el pasado miércoles en Algeciras con colectivos ecologistas, con motivo de su visita a la zona del naufragio del Sierra Nava, el subdelegado del Gobierno central en la provincia de Cádiz, Sebastián Saucedo, que acompañaba a la ministra, habría confirmado verbalmente que el Odyssey está operando con permiso. Hay que recordar que el mismo miércoles 14 de febrero, una portavoz oficial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía se puso en contacto con este diario para indicar que la compañía estadounidense no cuenta con permiso para realizar trabajos arqueológicos en torno al HMS Sussex y que las perspectivas eran de que no iba a conseguirlo, por otra parte, ya que el proyecto arqueológico de la compañía estadounidense previsto para el galeón inglés HMS Sussex no se ajusta a las exigencias del Gobierno autónomo andaluz. La aparición del Odyssey otra vez en la Bahía, concretamente atracado en la base militar naval de Gibraltar, concitó a finales del mes de enero las críticas de Verdemar Ecologistas en Acción e incluso del Partido Andalucista sanroqueño, cuyo alcaldable, Manuel Melero, anunció la interposición de una denuncia ante la Guardia Civil contra el buque y recordó que sobre el capitán pesaba una orden de búsqueda y captura como consecuencia de las actividades que realizó en su primera escala en la zona, a finales de 2005 y principios de 2006. La última información ofrecida oficialmente por Odyssey en torno al Sussex Project, como así lo denomina, data del 30 de noviembre de 2006. Allí indicaba que cree que ha localizado el pecio y que ha obtenido la autorización del Gobierno de Reino Unido para la extracción arqueológica del pecio. Asegura la empresa estadounidense que entre finales de 2005 y principios de 2006 completó a satisfacción del Gobierno de Reino Unido todos los trabajos detallados en la fase 1A del plan y que también completó una parte de la fase 1B. Reconoce Odyssey Marine Exploration que suspendió temporalmente sus operaciones en la Bahía de Algeciras a requerimiento del Ministerio de Asuntos Exteriores español, mientras se negociaban cuestiones de carácter territorial y cultural. Odyssey señala que remitió a Asuntos Exteriores un plan arqueológico que supondría dar respuestas a los inconvenientes planteados por la Junta de Andalucía. La compañía se extiende señalando que la negociación es complicada ya que intervienen el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Foreign Office y el Ministerio de Defensa británico, el Departamento de Estado de EEUU y la Junta de Andalucía. El Odyssey Explorer ha estado inmerso en el denominado Atlas Project, buscando el pecio del Trípoli. Al tiempo ha completado una inspección en seco, con mantenimiento y reparaciones, pero a mediados de diciembre volvió a estar operativo de forma que pueda trabajar sin problemas durante los próximos cinco años.