Remolcanosa traído urgentemente al escenario de la crisis del Sierra Nava Manuel Chaves acudió ayer a Algeciras para dar la cara por el accidente del Sierra Nava, presionado por la oposición . El presidente de los Andaluces visitó la playa de El Chinarral, la zona más afectada por el vertido de fuel, once días después de que el buque frigorífico encallara en la barra de San García. Antes ofreció una rueda de prensa en la Capitanía Marítima en la que, más que aportar novedades sobre el incidente, se limitó a contrarrestar las críticas vertidas en los últimos días por parte de los partidos de la oposición. "He venido a Algeciras cuando lo he considerado necesario. No lo he hecho antes porque no hago carreras con nadie para salir en la foto", manifestó Chaves. El Presidente mantuvo a primera hora de la mañana una reunión con el órgano rector del Plan Nacional de Contingencia. Chaves resaltó la coordinación existente entre las administraciones desde el pasado 28 de enero, cuando el temporal arrastró al barco hasta la costa. Asimismo, dijo que la respuesta de la Junta ha sido "inmediata, rápida y eficaz". El presidente del Ejecutivo autonómico aseguró que la situación ha estado controlada desde el primer momento. Y alabó la actuación de las administraciones: "El protocolo ha funcionado razonablemente bien, yo diría que rozando la perfección". Chaves negó que haya restado importancia al suceso. "Nunca he tenido la tentación de despreciar la importancia del accidente y sus consecuencias sobre el medio ambiente", dijo el presidente andaluz, que recalcó que ha estado recibiendo información "hora a hora" del dispositivo desplegado en la zona. Del mismo modo, negó que la Junta haya intentado ocultar el accidente. "Desde el primer momento dije a los responsables de la Junta en la zona que debía haber máxima transparencia informativa", aseguró. El jefe del Gobierno andaluz defendió la "máxima determinación" por parte de las administraciones para aclarar las causas del accidente y depurar responsabilidades. Algo que se demuestra, en su opinión, con la denuncia que ha interpuesto la Junta ante la Fiscalía por delito ecológico. Chaves justificó la negativa para aceptar voluntarios en las tareas de limpieza alegando que su presencia sería "contraproducente". "No puedo autorizar cualquier medida que, en vez de mejorar, entorpezca los trabajos. Los operarios desplegados en la zona son suficientes", indicó. El presidente de la Junta recalcó que el objetivo prioritario es que la zona vuelva a la situación anterior a la del accidente lo antes posible. Algo en lo que confió tendrá lugar en los "próximos meses", una vez finalicen las tareas de limpieza, se reflote el buque y se solvente el daño ocasionado tanto en la flora como en la fauna marina. Chaves arremetió con dureza contra la oposición, a la que acusó de intentar dañar "de manera gratuita y partidista" el nombre de Algeciras, su bahía y el del Campo de Gibraltar. Asimismo, tildó de "deplorable" y "reprobable" la actitud del PP, por querer exportar una imagen de "ruina" de la zona y hacer paralelismo con el Prestige Un esfuerzo que, dijo, contrasta con el de las administraciones en su empeño por relanzar la oferta turística de la comarca. "No me preocupa el coste político que me pueda ocasionar el Sierra Nava, lo acepto porque para eso estoy en esta profesión. Lo que no voy a tolerar es que se dañe el futuro inmediato de Algeciras", subrayó.