bunkering
«Hasta el momento se llevan recogidas un total de 2.262,62 toneladas de material granular (fuel-oil mezclado con arena, tierra y agua) y 121,52 toneladas de lodo» en la bahía de Algeciras, aseguró el delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, en relación al estado de las playas gaditanas afectadas por el vertido de fuel del buque frigorífico Sierra Nava el pasado 28 de enero. Gómez Periñán aseguró que la arena de la playa de El Chinarral en Algeciras, afectada por el vertido, está, desde el lunes, totalmente limpia en un 80 por ciento. De hecho, ayer, el portavoz del Gobierno andaluz, Enrique Cervera, recalcó que no hacen falta más efectivos que colaboren en las tareas de limpieza de la costa «porque -aseguró- no se cabe; es el máximo número que el sentido común indica que se tenga»; y anunció que, desde ayer, los voluntarios se han reducido a un grupo de 88 personas. Sin embargo, al mismo tiempo, vecinos y voluntarios clamaban al presidente de la Junta, en la misma playa de El Chinarral, que «no esconda el chapapote» y exigían más voluntarios ya que, al retraso en las tareas de extracción del fuel, (que según el Ministerio de Fomento debieron comenzar el pasado miércoles), este fin de semana se ha localizado un nuevo reguero que permite que continúe el escape de fuel al agua. Por su parte, el director general de la Marina Mercante, Felipe Martínez, aseguró que se desconoce aún si Capitanía Marítima dispone de las grabaciones de lo sucedido el pasado 28 de enero, día en que se produjo la encalladura del Sierra Nava, puesto que la tormenta eléctrica ocasionó un problema de comunicaciones debido a un fallo en un aparato eléctrico. En este ir y venir de sorpresas y desacuerdos, ayer, el eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein, anunció que ha preguntado a la Comisión Europea por el «bunkering» y el vertido de la Bahía de Algeciras, «que ha provocado grave daños ambientales». En un comunicado de prensa remitido a Ep, Los Verdes manifestaron que el accidente «ha sido consecuencia del intenso tráfico marítimo que sufre el Estrecho, con unos 80.000 barcos aproximadamente, concentrando más del diez por ciento del tráfico marítimo internacional».En este sentido, añadió que, en concreto, la Bahía de Algeciras se encuentra ocupada por «5.000 petroleros al año que no cumplen ni las medidas ambientales ni las de seguridad exigidas por la Comisión Europea». Por ello, Hammerstein manifestó que «hacemos un llamamiento a las autoridades comunitarias para que dejen de hacer la vista gorda ante la crónica de una catástrofe anunciada». Por ello, preguntó a la Comisión Europea «qué medidas piensa tomar la Comisión Europea respecto a este vertido y para evitar que se produzcan más en el futuro».En relación con el «bunkering», también conocido como gasolineras flotantes que «trasvasan cada vez más cantidad de combustible desde los barcos que fondean la Bahía, provocando frecuentes vertidos de fuel», Los Verdes pidieron «el cumplimiento estricto de las medidas de seguridad y normativas ambientales de la legislación comunitaria».