Torre de control Puerto Algeciras
La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ordenó ayer la apertura de una investigación sobre la ausencia de grabaciones entre el buque Sierra Nava, encallado en la Punta de San García desde el pasado 28 de enero, y la torre de control de Algeciras, según fuentes de ese departamento. “Efectivamente no hay grabaciones, y no las hay porque se supone que el rayo que cayó en la torre de control de Tarifa el día 27 dejó a su vez fuera de servicio las comunicaciones de primer nivel, es decir, las de grabación inmediata” de la torre de Algeciras, explicaron las mismas fuentes. Lo que sí existe, precisaron, es un diario de sala que recoge absolutamente todas las incidencias, porque en el momento que hay alguna abren una carpeta específica, por lo que el Sierra Nava “tiene su carpeta propia”. En cualquier caso, anunciaron, se ha pedido un informe “explícito sobre la situación y se ha abierto una investigación” y será la dirección de la Marina Mercante quien nombre al responsable de la instrucción. La torre de Tarifa informó a la torre de Algeciras a las 21.00 horas del 27 de enero de que no tenía radares y solicitaba a los barcos que no reportaran su tránsito por la zona porque no estaban operativos, y a las 22.15 horas informó de nuevo de que se había perdido la señal de radar, añadieron las mismas fuentes. Por otra parte, Magdalena Álvarez lamentó, con sorna, que el PP no haya podido encontrar aún el Prestige del PSOE, en respuesta a una pregunta del diputado popular Aurelio Sánchez Ramos. Álvarez defendió que, con la intervención de las administraciones públicas, se ha reducido “al mínimo resultado” la incidencia de dicho accidente, al actuar con prontitud en el rescate de los 14 tripulantes del barco, la protección de las playas y la retirada del material peligroso que contenía la embarcación.
El diputado popular Sánchez Ramos, por su parte, pidió la dimisión de la ministra de Fomento y la instó a cesar al director general de Marina Mercante, Felipe Martínez, al considerar que han mentido en los daños causados tras el encallamiento del buque. Sánchez Ramos fundamentó su petición –realizada durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso– en la actuación del director general de Marina Mercante quien, a su juicio, acudió a Algeciras “a borrar las huellas, léase cintas, que contienen grabadas las pruebas de la negligente actuación del Ministerio”. Sánchez Ramos lamentó que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, y la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, no hayan visitado aún la zona del accidente, y se permitió el lujo de hacer un chiste con “Nunca, Máis!, aunque con ustedes es Nunca, Vais!”. Álvarez exigió con escaso éxito al presidente del Congreso que obligara al diputado del PP a retirar el calificativo y la acusación lanzados contra el director general de la Marina Mercante, y, acto seguido, refregó a Sánchez Ramos y al PP los 70.000 toneladas de fuel vertidas por el Prestige.