Ballenas en la Bahía de Gibraltar, foto Fundación firmm
España "pidió" a los barcos que crucen el Estrecho de Gibraltar, una de las rutas marítimas más congestionadas del mundo, que reduzcan la velocidad y tengan cuidado con las ballenas.
La marina española emitió la recomendación este mes pidiendo a los barcos a no navegar a más de 13 nudos y hacerlo "en el máximo estado de vigilancia" para no colisionar con los mamíferos. Los fast ferries de alta velocidad suelen ir a 30 nudos, unos 56 Kms hora. Ha sido difícil documentar las colisiones entre los barcos y las ballenas, pero los ecologistas españoles han pedido durante años la medida que recién acaba de anunciar el gobierno.
Renaud de Stephanis, un biólogo marino del Centro para la Conservación, Información e Investigación de Cetaceos, señaló que la medida es "histórica... la primera de este estilo en el Mediterráneo y probablemente en Europa".
Los transbordadores rápidos son un gran peligro para las ballenas, que suelen llegar al Estrecho de febrero a julio para alimentarse.