JacominaEl director general de la Marina Mercante, Felipe Martínez, dijo desconocer si había o no grabaciones en la torre de control marítimo de Algeciras del momento en el que encalló el barco frigorífico Sierra Nava e indicó que el día del accidente, por la mañana, tanto la torre de Salvamento Marítimo de Tarifa como la de Algeciras tuvieron problemas de comunicaciones debido a la tormenta eléctrica y no concretó si el encallamiento coincidió con los cortes de comunicación sufridas por los controles marítimos. El responsable de Marina Mercante, que ayer presidió en Algeciras la reunión del Organismo Rector del Plan Nacional de Contingencias, no dijo si en el momento del suceso había o no problemas de comunicación. Martínez compareció tras reunirse previamente con responsables de la empresa que realiza los trabajos de extracción del fuel, la holandesa Svitzer Wijsmuller Salvage. El director general, dijo que las operaciones se desarrollaban “razonablemente bien”, incidió en que el objetivo principal es eliminar todo el material que pueda contaminar lo antes posible y dejar el barco completamente limpio, pero siempre con las máximas garantías. Martínez recordó que el combustible se está extrayendo a través de los conductos de aireación y añadió que, según indicó la empresa, si hubiera algún tipo de problema en el trasvase del combustible se horadarían los tanques a través del casco. Para ello, se bombeó ayer el lastre de uno de los pique al objeto de tener los tanques verticales accesibles por si es necesario. El principal de la Marina Mercante se refirió también a ciertos problemas que hubo con los aparatos de generación de energía eléctrica para el funcionamiento de las grúas, ya solventados, que ha hecho que se tuviera que trabajar con los tanques para el trasvase del combustible sobre el barco auxiliar lo que implica un menor rendimiento en la operación. Los operarios trabajan desde las siete de la mañana a las siete de la tarde y al respecto apuntó que el horario se ampliará “cuando se tenga seguridad de que se puede trabajar sin ningún peligro para las personas”. De hecho, con los problemas de energía eléctrica era complicado trabajar en la bodega, de noche. Martínez alabó a la compañía holandesa, “de solvencia” y de la que dijo que había intervenido en unas 1.400 emergencias de este tipo y ello “nos ofrece suficientes garantías”. Respecto al expediente abierto por el accidente del Sierra Nava, el capitán marítimo, Alfonso Marquina, informó de que se estaba instruyendo y que se va a realizar una simulación del siniestro en la Universidad de Cádizpara poder avanzar en la investigación”. De momento el expediente está sujeto a la confidencialidad.