Jovenes -mecánicos-; La policía frusta su intento de entrar ilegalmente en la UE
La Guardia Civil interceptó el pasado domingo día 11 en Cabanes a dos inmigrantes de nacionalidad marroquí de 18 y 15 años que viajaban en los bajos de un camión, según informaron en un comunicado fuentes de la Benemérita. Entre la ciudad de Algeciras y el municipio castellonense de Cabanes hay entre 840 y 900 kilómetros, dependiendo de las diferentes carreteras que se utilicen. Con la velocidad máxima de los camiones (100 km/h) y las paradas obligatorias, los dos jóvenes marroquíes podrían haber pasado un mínimo de 10 ó 12 horas en los bajos del vehículo pesado, más el tiempo de tránsito entre Tanger y Algeciras por vía marítima, aproximadamente de unas cinco horas con el tiempo de embarque y desembarque.
La llamada de un camionero, que noto algo sospechoso en su camión cuando circulaba por la N-340, alertó sobre las 18 horas del pasado domingo a la Guardia Civil.
Una patrulla de la Guardia Civil de Torreblanca se desplazó al punto kilométrico 1.004 de la carretera N-340, en el término municipal de Cabanes, y sorprendió en los bajos del camión a dos jóvenes que, con grave riesgo para su vida viajaban en el vehículo desde Algeciras.
Los jóvenes, de 18 años y un menor de 15 años, ambos indocumentados, fueron trasladados al Hospital General de Castellón con la finalidad de realizarles una prueba radiológica ósea para determinar su edad. Esta prueba consiste en calcular la edad de los adolescentes (aunque de una forma aproximada) mediante la medición de los huesos de la muñeca.