El paro de 15 minutos, convocado para el mediodía del pasado viernes por el sindicato Coordinadora, tuvo un seguimiento casi total en todos los puertos españoles, excepto en el de Pasajes en donde no tiene mayoría la mayor organización de trabajadores de la estiba, según ha señalado Antolín Goya, máximo responsable de Coordinadora en el ámbito estatal, a El Vigía.
En Barcelona, donde este sindicato tiene mayoría, el paro ha sido total según afirma Julio Navarro, responsable de la zona de Catalunya. La valoración de esta organización, por tanto, es muy positiva pero ambos representantes recalcan que se trataba de un paro simbólico de 15 minutos “que no estaba pensado en contra de nadie, sino que sólo quería manifestar su apoyo con el juicio que se iniciaba hoy (por el viernes) por el caso del despido de nuestro compañero, el delegado sindical en el puerto de Cartagena, Damián Reyes”, señala Goya. El máximo responsable de Coordinadora añade que no comparte el duro tono del comunicado del pasado jueves de Anesco ante el paro y afirma que han sido “muy delicados” en un acto de protesta que quería ser exclusivamente “simbólico” que “no tuvo repercusión real en el funcionamiento normal de los puertos”. Tampoco comparte Goya que el conflicto de Cartagena sea de carácter local, “ya que se trata de un puerto que incumple los acuerdos generales vigentes”. Pese a la aridez del comunicado de la patronal Anesco, ni Navarro ni Goya creen que el acto de protesta pueda afectar a los plazos y a la negociación del IV Acuerdo Marco estatal de los trabajadores de la estiba y desestiba porqueno está relacionado un tema con el otro”.
El presidente de Anesco, Xabier Vidal, coincide con el planteamiento de ambos. “Creemos que no era el momento adecuado para generar este tipo de situaciones de tensión entre las dos partes negociadoras, pero este paro no afectará a la consecución de un acuerdo”, ha señalado Vidal a El Vigía. La patronal de empresas consignatarias y estibadoras Anesco calificó el jueves un día antes del paro convocado por Coordinadora de “despropósito” la decisión del sindicato de estibadores Coordinadora de parar los puertos durante un cuarto de hora coincidiendo con el inicio del juicio por el despido de su delegado en el puerto de Cartagena, Damián Reyes. En opinión de la patronal, esta medida “hace responsables a todas las empresas estibadoras de los efectos y consecuencias de un conflicto suscitado en un puerto, cuando éste se halla en trance de ser resuelto por los tribunales de justicia, resulta un despropósito que, de todo punto, hemos de rechazar”. Además, considera que es un paro dirigido “más al juzgador del caso y no tanto al empresariado”.
Anesco insinúo que la medida tomada por Coordinadora podría afectar a la negociación del IV Acuerdo Marco. En el comunicado difundido la asociación apunta que “la feliz y pronta resolución de las negociaciones ya iniciadas del IV Acuerdo, regulador de las relaciones laborales en la estiba y desestiba portuaria, exigen de todas las partes implicadas una conducta acorde con la consecución del clima de paz como exigencia implícita de cualquier negociación colectiva”. En este sentido, la patronal recuerda que “el sindicato convocante de la huelga es perfectamente conocedor del comportamiento seguido por la representación de Anesco en el órgano de mediación previsto en el III Acuerdo, en relación con el conflicto planteado en el puerto de Cartagena. Anesco se ha ceñido siempre a la defensa y cumplimiento del III Acuerdo y a la plena utilización, siempre de buena fe, de los instrumentos de mediación”. Anesco reclamó a Coordinadora que reconsiderase su postura ya que “las acciones de fuerza en nada benefician al adecuado desarrollo de las relaciones laborales”. El máximo responsable de Coordinadora, Antolín Goya, se mantuvo firme y la convocatoria del paro entre las 12 y las 12,15 horas del viernes se desarrollo con éxito y señaló que el conflicto “no es un problema local de Cartagena, y los tribunales ya han empezado a darnos la razón”.