IV Acuerdo Marco estiba
El nuevo presidente de la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco), Xabier Vidal, espera reunirse con el presidente de Puertos del Estado, Mariano Navas, a principios del próximo mes, seguramente la primera semana de febrero. Según señaló ayer, “se trata de una cuestión de ajustar las agendas”.Vidal ya anunció tras su elección que una de sus prioridades sería “restrablecer las relaciones” con Puertos del Estado. En la reunión, Xabier Vidal pedirá a Mariano Navas que el ente público se reincorpore a la negociación de IV Acuerdo Marco de la estiba, tal y como desvela en una entrevista que publicará el próximos lunes la edición nacional de El Vigía. Cabe recordar que Puertos del Estado decidió mantenerse al margen de la negociación del IV Acuerdo Marco el pasado mes de mayo ante las discrepancias de la mesa patronal sobre las tareas complementarias. Puertos del Estado rechazaba que los estibadores pudiesen realizar estas tareas complementarias, que previamente habían sido pactadas entre Anesco y Coordinadora. El sindicato amenazó con parar los puertos si se rompía el acuerdo con la patronal ya que las tareas complementarias suponen entre el 40% y el 45% de la actividad de los estibadores. En la entrevista concedida a El Vigía, Xabier Vidal afirma que “las relaciones de Puertos del Estado con las empresas estibadoras es vitalya que si ambas partes no trabajan conjuntamente el sistema portuario español es inviable. Previsiblemente, en la reunión que mantendrá el presidente de Anesco con el de Puertos del Estado también se tratará la conversión de las sociedades de estiba en Agrupaciones Portuarias de Interés Económico (Apie), un proceso que acumula un retraso de cerca de seis meses. Según Vidal, la creación de las Apie permitirá evitar que se produzcan conflictos como el que afecta al puerto de Cartagena, que ha sido otra fuente de enfrentamiento entre Anesco y Puertos del Estado. En opinión de Vidal, no es lógico que existan sociedades anónimas “en las que el 49% paga todos los gastos y manda el 51%, que no paga ninguno”, aunque admite que las autoridades portuarias deben participar en la gestión de estas entidades.