El Sierra Nava encalló en la costa sobre las 12,05 horas
El buque 'Sierra Nava' es un barco refrigerador de bandera panameña. Construido en Hong Kong, en 1991, cuenta con 108 metros de eslora y fue adquirido por la naviera española Marítima del Norte en 2001. Se encontraba en el Fondeadero C en lastre (sin carga) en la Bahía de Algeciras desde el pasado 7 de enero y, esta mañana, el fuerte temporal de levante ha producido el arrastre del ancla, provocando la pérdida de control del mismo que embarrancó en la costa sobre las 12,05 horas. El Sierra Nava comunicó que había varado diez minutos después y que se había producido un incendio en la popa del buque. Sus catorce tripulantes, de nacionalidad española, hondureña y panameña, se trasladaron a la proa hasta la llegada del helicóptero de Salvamento Marítimo 'Helimer Andalucía', que los recató sanos y salvo y los condujo a tierra. Como consecuencia de la encalladura de este barco se ha producido un vertido del combustible que llevaba para su propio consumo. Este vertido se concentra entre la Punta San García y el contradique del Puerto Deportivo del Saladillo, dentro del Parque Natural del Estrecho, que se extiende a lo largo de 60 kilómetros entre el Cabo de Gracia (límite occidental) y la Punta de San García (extremo oriental). Fuentes de la Autoridad Portuaria indicaron que el buque estaba provisto de 350 toneladas de combustible ligero, repartidas en cuatro compartimentos, y añadieron que el incidente sólo ha afectado a uno de ellos. El Organismo Rector del Plan Nacional de Contingencias por Contaminación Marítima, constituido al efecto, ha concretado un plan de actuación que se suspendió al caer la noche. Este dispositivo estaba integrado por personal de las empresas públicas Tragsa, Egmasa y del Ayuntamiento de Algeciras, coordinados por Emergencias 112, y las tareas de limpieza reanudarán mañana, si amaina el fuerte temporal que azota el Estrecho. Aunque se ha colocado una barrera anticontaminación en el contradique del Puerto Deportivo del Saladillo, el mal tiempo ha impedido que las embarcaciones de distintos organismos se hagan a la mar para poder contener y limpiar el vertido. La asociación ecologista Greenpeace aseguró que el vertido de carburante provocado por este buque frigorífico ha afectado a cuatro kilómetros del litoral algecireño, aunque fuentes portuarias destacaron que la superficie contaminada no supera un kilómetro. Por su parte, el portavoz de Verdemar Ecologistas en Acción, Antonio Muñoz, destacó que la limpieza de la zona manchada por el carburante será 'muy complicada' y argumentó que dañará de forma 'irreparable' al ecosistema de la Bahía de Algeciras. El Ayuntamiento de Algeciras anunció que mañana pedirá al Juzgado de lo Mercantil de Cádiz la inmovilización del buque, al tiempo que informó de que sus servicios jurídicos trabajan para abrir el preceptivo expediente al Sierra Nava.