En defensa de la profesión portuaria
La sentencia estima que existió discriminación sindical y que los 20 trabajadores enviados a casa deben cobrar igual que el resto de la plantilla La titular del juzgado de lo Social número dos de Cartagena da la razón a las reclamaciones de los estibadores del puerto contra la Sociedad Estatal de Estiba y Desestiba 'Sesticarsa', a la que considera culpable de vulnerar la libertad sindical y condena a abonar a veinte trabajadores la diferencia entre el salario que han percibido y el que hubiesen cobrado de no haber sido enviados a sus casas meses antes de acabar el año. Los problemas de los estibadores con la empresa Sesticarsa se hicieron palpables tras el incidente ocurrido el pasado 5 de septiembre, en el que uno de los trabajadores perdía la vida. A partir de ese momento, los estibadores iniciaron una lucha en pos de aumentar la seguridad de las personas que se ocupan de las labores portuarias, tratando de poner ciertos límites en el número de turnos que se hacen seguidos y solicitando reuniones con los representantes de Sesticarsa y de la Autoridad Portuaria, que no se produjeron. Entonces, los estibadores portuarios pusieron en marcha una serie de movilizaciones y anuncios de huelga, que elevaron la tensión entre la empresa y el sindicato Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar. El nueve de octubre fueron enviados a casa nueve trabajadores hasta enero, lo que originó un nuevo enfrentamiento en el que un grupo de estibadores retuvo al gerente en su despacho. Después se intensificaron las manifestaciones y un bloqueo de la actividad que se extendió a todos los puertos de España. La magistrada María Teresa Clavo, en su sentencia, considera que la empresa "ha vulnerado la libertad sindical al haber obstaculizado la negociación colectiva al negarse a facilitar los datos relativos a las jornadas de trabajo pese a haber sido solicitados reiteradamente por el sindicato" y por no convocar a la comisión de formación, que debe corroborar la capacidad profesional de los estibadores en las distintas labores que desempeñan. La juez exige en su fallo que la empresa cese en su "conducta antisindical", convoque a la comisión y entregue la documentación que le pidieron. También considera que Sesticarsa ha privado a los afiliados a este sindicato de poder ejercer su trabajo, lo que implica una pérdida de ingresos que deberá hacerse efectiva con la ejecución de esta sentencia. También advierte que si la práctica totalidad de los empleados de Sesticarsa exceden la jornada máxima de trabajo que estipula el convenio, lo que ha de hacer la empresa es "usar la vía legalmente prevista para aumentar la plantilla, pero no dejarles sin ocupación", además recoge que esta medida no se ha hecho conforme a la legalidad, ya que afectó exclusivamente a los trabajadores de 'Coordinadora' y al único representante de Comisiones Obreras, dejando a un lado a los afiliados a USO. Tal y como estipula el fallo, esta medida selectiva se llevó a cabo como respuesta a las denuncias que 'Coordinadora' había efectuado tanto con la empresa como a la inspección de trabajo por el exceso de horas realizadas por los trabajadores. Por este motivo, la empresa deberá asumir el coste de la diferencia entre los salarios que han percibido los trabajadores que fueron enviados a sus casas para suplir este exceso de horas y los que hubieran recibido en caso de haberse mantenido en sus puestos de trabajo. La Sociedad de Estiba del Puerto de Cartagena cuenta con un plazo máximo de cinco días para recurrir la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia, mientras que los trabajadores se felicitan por un fallo que les parecía "impensable cuando comenzó este proceso hace ahora cinco meses".