Flota marisquera de la Atunara
La instalación del cable submarino de fibra óptica que unirá las dos orillas del Estrecho desde La Línea de la Concepción hasta Ceuta se retrasará seis meses más tras el daño que ha sufrido por varios pesqueros, según fuentes de Telefónica. Según la compañia, varios barcos de arrastre han dañado accidentalmente tres de las ocho fibras ópticas que componen el tendido. La rotura ha sido detectada por buzos al realizar una comprobación visual del estado del cable, que ya había sido instalado en las inmediaciones de la playa de la Atunara, en la Línea de la Concepción. Las fuentes de Telefónica indicaron que, a pesar de las señalizaciones y avisos existentes, los pesqueros han dañado el tendido, lo que elevará el presupuesto a unos 850.000 euros frente a los 300.000 euros que estaban presupuestados inicialmente. La Cofradía de Pescadores de La Línea de la Concepción, contestó el pasado día 9 al plan de viabilidad de Telefónica. Ha solicitado a la empresa que la reparación y el soterramiento del cable se ejecuten en una sola fase y considera que se está intentando “criminalizar” a un colectivo “que tras el expolio llevado a cabo en el caladero que le sirve de sustento, ha dado innumerables, pacíficas y adecuadas muestras de su paciencia y talante”. El patrón mayor, D. Antonio Marchena, recuerda que los daños causados en el cable “hubieran sido con toda seguridad evitables si Telefónica de España hubiera actuado de forma coherente y en línea con las sugerencias aportadas al expediente administrativo por el subdirector general de Caladeros del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación”, quien recomendó que antes de que se tendiera el cable el diálogo con las cofradías afectadas, “pero llovía sobre mojado y la negativa de diversas administraciones a un anterior proyecto de trazado que acababa en Algeciras no hacían aconsejables el establecimiento de más diálogos, sino la práctica pura y dura de una política de hechos consumados”. La cofradía linense no acepta tampoco un periodo “tan largo” de ejecución del nuevo proyecto, que ha de concluir con el soterramiento de la conexión, al considerar que el sector pesquero del Campo de Gibraltar se ve privado de parte de su caladero desde que se inicia el tendido en noviembre hasta el 7 de julio de este año, fecha estimada de la finalización de las nuevas obras, “teniendo en cuenta que el tendido del cable en su situación actual desde Ceuta, se llevó a cabo en apenas seis días”. Creen además que se deberían “simultanear” las actuaciones para reducir a la mitad el plazo de ejecución, ya que explican que entre la reparación del cable y su soterramiento hay un mes sin actividad alguna. Por otra parte, rechazan que el estudio de viabilidad no contemple más partidas de las que se derivan de estos trabajos, “y que no se incluya otra de compensaciones económicas al sector pesquero” por las pérdidas, primero por la instalación del cable, que supuso la exclusión de los pescadores de un área de dos kilómetros en su caladero y luego por la exclusión de otra longitud de 300 metros de ese caladero que se producirá durante cerca de ocho meses. “Entendemos que Telefónica debe asumir la responsabilidad del pago de tales compensaciones sin que la Cofradía de Pescadores vaya a aceptar que esas responsabilidad se traspase a otras administraciones o instituciones”.