Policía portuaria
El Sindicato Profesional de la Policía Portuaria achaca a la falta de previsión de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) el colapso sufrido el pasado fin de semana, cuando se registró una cifra de vehículos para cruzar el Estrecho muy similar a la de los días punta de la OPE. Según explicó uno de los portavoces del sindicato a elmundo.es, la cantidad de personas que han viajado rumbo al continente africano triplicó a la de 2006 y los agentes no podían hacerse con la situación. "Había dos agentes por cada 1.000 coches", señalaba. El sindicato asegura que los refuerzos en el puerto algecireño han sido "totalmente insuficientes" y los puestos extraordinarios han sido cubiertos por el personal que se encontraba de servicio por su turno. "Se amplió con cinco agentes por turno, cuando en la Operación Especial Paso del Estrecho (OPE), la de verano, se suman 20 policías". "Esta imprevisión ha provocado que algunos agentes doblaran turnos y esfuerzos. Aún así, el personal que ha tenido que afrontar esta situación ha dado el máximo posible", señalan por otra parte en un comunicado, en el que subrayan que se "ha puesto en grave peligro la seguridad de los agentes". La relación entre la Policía Portuaria y la Autoridad Portuaria se deterioró el pasado verano, cuando en medio de la negociación del convenio colectivo, los agentes hicieron una huelga. La junta directiva del Sindicato se ha reunido en la mañana del viernes con el presidente del puerto de Algeciras y el director de explotación para explicarles sus reivindicaciones y ofrecerles estar disponibles más días al año a cambio de una subida de sueldo. "Ahora las necesidades de personal se cumplen con horas extraordinarias, que son voluntarias y hay mucha gente que se ha negado a hacerlas", explicaba un portavoz del sindicato. Tal como relatan en su nota, se han ampliado los turno "en lugar de usar los servicios móviles de los que dispone la Policía Portuaria". Tras el bloqueo del puerto, el Gobierno puso en marcha este jueves un dispositivo similar al de la OPE, para poder afrontar una posible llegada masiva de viajeros y vehículos. Más de 3.000 vehículos y 12.500 viajeros cruzaron en ayer el Estrecho, frente a los 1.800 automóviles y 9.000 pasajeros del mismo día de 2005. Ayer viernes, la situación fue de normalidad, según fuentes de la Autoridad Portuaria. La llegada de vehículos, la mayoría con destino a Tánger, es de unos 100 a la hora, pero aún así los embarques se hacen de manera rápida sin largas esperas.