inmigrantes
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, destacó ayer en Algeciras que es necesario luchar contra los «flujos clandestinos de inmigración», ya que perjudican a la integración de los inmigrantes. Abogó, además, por la cooperación entre los diferentes países para que la inmigración se convierta en un fenómeno positivo. El ministro abrió el martes la V Conferencia Ministerial sobre Inmigración en el Mediterráneo Occidental, que finalizó ayer.