Pacífica
El temporal registrado este fin de semana en casi toda la Península ibérica parece no amainar del todo.
Las comunicaciones marítimas en el Estrecho de Gibraltar han sido suspendidas debido al mal tiempo. La compañía naviera Acciona -Trasmediterránea ha realizado una única salida para descongestionar los puertos de Ceuta y Algeciras, ante la acumulación de viajeros por la suspensión del tráfico marítimo.
La naviera ha realizado un viaje hacia Algeciras (Cádiz) con el transbordador convencional "Ciudad de Málaga", el cual permanecía atracado en el muelle de España para navegar en el supuesto de que las adversas condiciones meteorológicas impidieran salir a los buques de alta velocidad. El barco volverá a realizar un viaje desde el puerto andaluz a las 13 horas con la intención de que las personas que estaban en los dos puertos puedan cruzar el Estrecho. La salida se ha producido como consecuencia del último contrato de servicios adjudicado por el Estado a la naviera, que obligaba a tener un buque permanente en el puerto ceutí para operar en el supuesto de mal tiempo.
Mientras tanto, las embarcaciones de alta velocidad de las compañías navieras Acciona Trasmediterránea, Euroferrys, Buquebús y Balearia permanecen amarradas a puerto debido a la fuerza del viento en la zona. El viento sopla de componente este de levante con fuerza 5 a 6 amainando a fuerza 4 al final del día, por lo que alcanza una velocidad de 50 kilómetros por hora con el estado de la mar de fuerte marejada. El servicio marítimo se reanudará con normalidad en función de la evolución del tiempo en las próximas horas.